Cómo y para qué utilizar el Recovery Mode

Hexamob | Emma Rossinyol 05/6/2014


Cómo y para qué utilizar el Recovery Mode

Todos los dispositivos Android disponen de un modo Recovery preinstalado en el teléfono que nos permite realizar varias tareas iniciando el dispositivo en un modo básico especial, parecido al modo a prueba de fallos de los PCs. Cuando arrancamos en este modo, tan solo podemos acceder a unas pocas funciones básicas pero muy importantes, que pueden ayudarnos a actualizar el teléfono a versiones más nuevas de las que ofrece la compañía o reparar errores.

Sin embargo, antes de hablar del Recovery Mode, debemos conocer otro concepto, el bootloader. El bootloader, o cargador de arranque, es el programa que se encarga de iniciar y ejecutar el sistema operativo. Es el responsable de arrancar el teléfono con el sistema operativo correspondiente, y se encuentra almacenado en un lugar seguro y protegido. Esto significa que en general, no tenemos acceso a él, los fabricantes lo tienen bloqueado para que se instalen sistemas operativos que no estén validados por ellos.

De modo que si queremos instalar una versión de Android de una fuente diferente a la oficial de nuestro smartphone, primero deberemos desbloquear el bootloader.

Cómo se desbloquea el bootloader

Desbloquearlo es muy sencillo y nos permitirá por ejemplo seguir instalando actualizaciones una vez la compañía ha dejado de hacerlo oficialmente. La forma de desbloquearlo varía con cada fabricante y modelo, y deberemos consultar los pasos a seguir para cada dispositivo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que con la mayoría de fabricantes, el hecho de desbloquear el bootloader implica perder la garantía del dispositivo.

CWM-es

Una vez tenemos el bootloader desbloqueado, podemos entrar en su menú, donde entre otras opciones veremos la posibilidad de iniciar el modo Recovery. Este modo nos permite realizar unas pocas funciones, como reiniciar el teléfono y borrar los datos y la caché del dispositivo, reinstalando la configuración original del dispositivo. Además, ofrece también la posibilidad de ejecutar procesos desde la tarjeta SD, pudiendo así instalar actualizaciones u otro sistema operativo.

Existen también Recoverys modificados que ofrecen más opciones que el nativo de Android. Los más populares son CLockworkMod Recovery (CWM) y Team Win Recovery Project (TWRP). CWM tiene una interfaz muy sencilla y básica que podemos utilizar con los botones físicos del dispositivo (volumen y encendido). TWRP es un recovery totalmente personalizable y funciona con controles táctiles. Ambos son gratuitos y se pueden instalar desde las páginas web de los respectivos desarrolladores.

TWRP-es

Cómo instalar y utilizar un recovery customizado

Para instalar un recovery customizado, como el CWM o el TWRP necesitamos tener permisos de administrador, es decir, ser root. Se puede rootear fácilmente un dispositivo android, tan solo hace falta seguir las instrucciones que detallan paso a paso cómo hacer root en función de la marca y modelo de nuestro dispositivo.

Una vez rooteado, se puede instalar fácilmente en nuestro smarphone y podremos acceder a él siguiendo diferentes vías. Cada dispositivo dispone de una combinación de botones que nos permiten cargar el recovery al arrancar, o bien podemos iniciarlo con la orden “reboot recovery”.