Cómo personalizar y organizar el escritorio de un Android

Hexamob | Emma Rossinyol - 03/6/2014


Cómo personalizar y organizar el escritorio de un Android

Android es un sistema operativo altamente personalizable, y se puede adaptar fácilmente a nuestras necesidades para aprovechar el máximo sus prestaciones.

El escritorio es la parte de nuestro smartphone que más consultamos, y es donde deberíamos colocar y organizar toda la información que necesitemos usar con más frecuencia. Vamos a ver aquí unos sencillos pasos para personalizar y organizar el escritorio de nuestro smartphone.

Cómo cambiar el fondo de escritorio

Podemos cambiar el fondo de pantalla desde el apartado “Pantalla” del menú “Ajustes”, dentro del apartado “Fondo de Pantalla”. Ahí podremos elegir entre usar un fondo de pantalla (imagen) o un fondo de pantalla animado. Por defecto vienen varios fondos en el equipo entre los que elegir, aunque también podemos utilizar fotos de la galería de imágenes o descargarnos más fondos des de la Play Store.

Desktop-es

Debemos tener en cuenta que los fondos de pantalla animados van a consumir aún más batería que las imágenes estáticas. Se puede acceder directamente al submenú de fondo de pantalla manteniendo pulsado en la pantalla en una zona donde no haya iconos.

Cómo agregar apps al escritorio

Es muy útil colocar en el escritorio los accesos directos a las apps que más utilizamos. Colocar estas apps en el escritorio es muy sencillo, y podemos hacerlo directamente desde el apartado de “Aplicaciones” del menú “Ajustes”. Desde la lista de aplicaciones que nos aparece, tan solo tenemos que pulsar sobre la que queremos desplazar hasta el escritorio y aguantar pulsado hasta que aparece el escritorio de fondo. Cuando vemos el escritorio, desplazamos la app hasta el sitio que queramos sin dejar de pulsar hasta llegar al punto del escritorio donde la queramos dejar.

Cómo crear grupos de aplicaciones en el escritorio

Grup-apps-es

Finalmente, otro punto importante y práctico son los grupos de aplicaciones. Si desplazamos una app del escritorio y la colocamos encima de otra, las dos apps se juntan en una carpeta. De este modo, podemos colocar varias apps juntas dentro de un mismo grupo, cosa que nos ayuda a organizar mejor el escritorio, ya que podemos hacer grupos temáticos que nos liberan espacio en el escritorio pero nos mantienen la rapidez del acceso directo.