Segun palabras de ingeniero de Google, Android Pay no podra usarse en dispositivos rooteados

Hexamob | Alberto Mulas - 09/27/2015

Google puede haber pisado los dedos de los pies a unos pocos “usuarios avanzados” de Android. Es decir, los que rootean y añaden custom ROM a sus dispositivos. Google ha decidido excluir todos los dispositivos rooteados (junto con todo el mundo fuera de los EE.UU.) de unirse a la fiesta de pagos móviles con Android Pay.

La noticia ha corrido como la pólvora en tan sólo un día a través de los foros de XDA Developers. La introducción de Android Pay parece una novedad negativa hoy frente a Google Wallet, cuyo manejo de los pagos móviles en todos los dispositivos Android dependía de que estos estuvieran equipados con chips NFC, algo ahora bastante valorado por los usuarios con dispositivos rooteados. Arrojando luz sobre toda la situación encontramos al ingeniero de seguridad de Google Jason Clinton, que llevó a XDA el razonamiento detrás de esta decisión y en que pocas palabras se resume: es todo una cuestión de seguridad. Mientras Google se compromete a mantener Android abierto y amistoso frente a la figura del desarrollador, “hay un puñado de aplicaciones (que no forman parte de la plataforma) donde tenemos que asegurar que el modelo de seguridad de Android esté intacto”.

Android Pay utiliza la API SafetyNet de Google para comprobar la compatibilidad con dispositivos verificados tras la instalación. Eso significa que los dispositivos que han pasado las pruebas de compatibilidad Android funcionarán correctamente, y los que no, no. Los pagos móviles en Android de pago funcionan de manera muy diferente a cómo lo hacen los disponibles en Google Wallet, ya que no pasan por Google, sino que la información va directamente al banco.

Según palabras de ingeniero de Google, Android Pay no podrá usarse en dispositivos rooteados 1

En Google Wallet, Google creó tarjetas de crédito virtuales, actuando como una especie de intermediario en el proceso de transacción entre el banco y el comerciante. En otras palabras, todo el riesgo se tomó y fue asumido por Google. Debido a que Android Pay utiliza tokens para pasar la información de tu tarjeta real a los comerciantes, Google tiene que trabajar directamente con las redes de pago y los bancos (mencionados anteriormente) con el fin de que Android Pay funcione de forma fiable. Por decirlo claramente, los bancos son los que tienen todo el poder aquí. Si no están a bordo, Android Pay muere.

Como se puede ver, hay mucho detrás de las bambalinas y es casi tonto pensar que Google deje caer el apoyo del root por un capricho sin tener en cuenta todas las variables que juegan en su contra o a su favor. Clinton dejó el hilo diciendo que Google valora la comunidad de desarrolladores y continuará siguiendo el tema del foro para ideas constructivas.

Según palabras de ingeniero de Google, Android Pay no podrá usarse en dispositivos rooteados