Operadoras europeas buscan acabar con la publicidad de Google

Hexamob | Alberto Mulas - 05/16/2015

Si las noticias son ciertas, estaríamos hablando de uno de los movimientos más controvertidos, en lo que a operadoras de telefonía e internet se refiere, de los últimos años (y mira que era difícil, en este sentido).

Varias compañías de telefonía móvil europeas estarían trabajando en un nuevo sistema para bloquear sistemáticamente anuncios on line de Google. Financial Times ha sido el medio que ha informado sobre esta noticia, y aunque no se nombra a ningúna operadora, sí se ha confirmado que estarían trabajando con la startup Shine, para llevar a cabo este nuevo software. Si bien los plazos y los detalles aún son desconocidos, este movimiento, obviamente, puede tener un millar de consecuencias a lo largo y ancho de internet, tal y como lo conocemos.

La noticia también dice que múltiples softwares diferentes podrían ser llevados al mercado, posiblemente empezando como un servicio de opt-in. Extrañamente, esta tecnología habría sido creada para acabar con la publicidad de las páginas web y en muchos casos generada por Google con su AdSense, no afectando a los mensajes patrocinados que se ven en las redes sociales. Esto empieza a parecerse al Festival de Eurovision.

Operadoras europeas buscan acabar con la publicidad de Google 1

Un ejecutivo aseguró al Financial Times que todas las partes implicadas son conscientes de que potencialmente hay graves consecuencias legales, pero que tiene una meta en particular. En lugar de ofrecer una experiencia sin publicidad para los clientes, las empresas de telefonía móvil están tratando de obtener dinero de un segmento de mercado que ahora le pertenece a Google. Su argumento es que los gigantes de la publicidad ganan demasiado gracias a las costosas redes de alta velocidad de las operadoras que han invertido en ellas.

Google ya ha respondido, como era de esperar, que gran parte del contenido en la web es financiado por pagos de los anunciantes como ellos, lo cual es cierto. También argumentan que existen aspectos importantes de la infraestructura gracias a la inversión de Google y de otros proveedores de contenido web de primer orden.

Probablemente, lo más importante es que los proveedores de servicios de Internet no son mártires ni estarían actuando caritativamente; más bien al contrario. A su vez, esa muestra predominante de anuncios como medio para ganar dinero afectará a muchas webs, ésta incluida. No es un sistema perfecto, pero obligar a los servicios de anuncios a pagar los ISP no parece una solución, tampoco. De hecho, es una violación de las reglas del juego bastante obvias, la neutralidad de la red existe principalmente porque se deberían cumplir. Lo contrario es extorsión.

Operadoras europeas buscan acabar con la publicidad de Google