Blocks, el smart watch modular

Hexamob | Emma Rossinyol - 05/7/2014


Blocks, el smart watch modular

La idea de un dispositivo modular apareció por primera vez con el proyecto Phoneblocks. En este proyecto se presentaba por primera vez el concepto de un smartphone hecho por piezas intercambiables, totalmente adaptado a las preferencias del consumidor.

La idea suena atractiva en dos aspectos muy diferentes. Por un lado, podremos adquirir un dispositivos con las especificaciones exactas que nos interesan, ya sea eligiendo la potencia de la cámara de fotos, los GB de RAM, la batería o el procesador. Por otro lado, esto tiene una ventaja muy interesante relacionada con la vida útil del dispositivo, podemos cambiar con absoluta libertad cualquier componente dañado sin tener que cambiar el móvil entero.

De hecho, la idea pasó de la teoría a la práctica cuando Motorola anunció su participación en el proyecto, y las posibilidades reales del proyecto son tan prometedoras que cuando Motorola pasó a manos de Lenovo, el proyecto Ara siguió en manos de Google.

blocks-1-es

Blocks sigue una filosofía similar para los smart watches. Se trata de un dispositivo completamente personalizable, formado por pequeñas piezas que forman la correa del reloj o pulsera. Cada una de estas piezas es un componente del dispositivo final, y podemos elegirlos de tal forma que tengamos una sencilla pulsera cuantificadora para monitorizar nuestra actividad física o podemos incluso llegar a tener un smart watch completamente funcional con pantalla táctil y controles gestuales.

blocks-3-es

Entre los diferentes tipos de módulos, podemos encontrar tres tipos diferentes de pantalla (tinta electrónica, LED o táctil), todo tipo de sensores (como ritmo cardíaco, nivel de oxígeno o temperatura), control gestual, GPS, cámara, micrófono o unidades extra de batería.

De nosotros dependerá la configuración final, desde el tipo de pantalla hasta la cantidad y tipo del resto de componentes que queremos incluir. Estos componente, además, son intercambiables, de modo que podremos mejorar cualquiera de ellos sin tener que alterar el resto de dispositivo. Así, en cualquier momento podemos añadir más RAM, más memoria o una cámara con mayor resolución, También podremos sustituir cualquier módulo dañado por uno nuevo sin ningún problema.

Está diseñado para que funcione con compatibilidad tanto con Android como con iOS, y será de código abierto, de modo que cualquiera podrá hacer aplicaciones e ir ampliando la lista de de apps posibles. Y no sólo el software es abierto, sino que el hardware también, de modo que cualquier fabricante podrá crear sus propios módulos.

blocks-2-es

La parte más complicada de hardware, según han comentado los responsables del proyecto a TechCrunch, consiste en fabricar los módulos con la suficiente rigidez y resistencia para aguantar el día a día. Además, deben ser resistentes al agua, algo nada fácil con unidades desmontables.

Ya está en fase de producción, aunque se espera que el Blocks smart Watch saldrá a la venta a mediados de 2015. Podéis encontrar más información en la página web de la compañía.